Control de plagas y Legionella

La base fundamental cuando nos enfrentamos a las 3D (desinfección, desinsectación y/o desratización) es analizar la naturaleza del problema y establecer un plan de actuación.

Nuestros técnicos, elaborarán un informe en que se evaluarán las causas, se establecerán los parámetros a seguir y el plan de choque y mantenimiento, si fuese necesario, teniendo en cuenta el menor impacto medioambiental y el éxito de los objetivos establecidos.

Nuestro compromiso con el Medio Ambiente hace que respetemos al máximo todas las Normativas, Leyes y Reglamentación para la protección del mismo en la ejecución del Control de plagas en todos sus ámbitos, desde el almacenamiento de materiales, utilización y aplicación de los mismos para cualquiera de los tratamientos a ejecutar, hasta el reciclaje, envío a vertederos autorizados o devolución a los fabricantes de los envases si procede.

Nuestra área de Control de Plagas le estudiará sin ningún compromiso un presupuesto ajustado a sus necesidades.

 

Tratamiento contra Legionella
Ofrecemos un servicio completo de control y prevención contra la Legionella. Realizamos tratamientos totalmente personalizados, dependiendo de las características técnicas de cada instalación, evaluamos los riesgos e implementamos las medidas oportunas para aplicar el mejor tratamiento, el mantenimiento y la higienización con el fin de evitar la proliferación y dispersión de la legionella. Además, realizamos el seguimiento y control a través de análisis fisicoquímicos y microbiológicos del agua y el resto de instalaciones.

Qué es la Legionella
La Legionella es una bacteria que vive libre en el ambiente en todos los hábitats acuáticos, y desde ahí puede colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades. Por ese motivo resulta imprescindible la existencia de un eficiente sistema de control de aguas.

¿Qué enfermedades provoca la Legionella?
Este patógeno puede provocar un conjunto de enfermedades llamadas Legionelosis. Pueden presentarse en dos formas clínicas, con o sin neumonía. Por un lado, está la enfermedad del legionario que es una neumonía que causa estados febriles fuertes y puede ser fatal. Por otro lado, está la enfermedad de Pontiac, no asociada a neumonía. Se presenta con una sintomatología parecida a una gripe y su pronóstico no es grave.